lunes, mayo 08, 2017

Frase sobre el Destino de Henry Ford

The whole secret of a successful life is to find out what is one’s destiny to do, and then do it. 
~Henry Ford

martes, mayo 02, 2017

De Alemania a Perú: una inspiradora historia de retorno

La historia de Juan es muy interesante porque tiene que ver mucho con la razón de ser de este blog. Así que primero, para recordarles, quiero explicar el sentido de este blog. „Sólo Atrévete“ es una página web que decidí crear para compartir historias positivas que nos den un ejemplo de cómo con valor y fé en nuestros sueños podemos lograr grandes cosas. También encontraran aquí historias no tanto positivas, o neutras que comparan las diferentes realidades de este mundo. Con las diferentes realidades de este mundo quiero decir que no existe una realidad o una ley por la que las cosas deben ser como son. Justamente conociendo diferentes personas, diferentes lugares y diferentes culturas veremos que no existe ley universal que nos oblige a quedarnos donde estamos, o nos oblige a hacer ciertas cosas, o a seguir ciertas costumbres. La realidad la creamos nosotros mismos y por lo tanto basta con „Sólo Atrevernos“ para cambiarla y construir la vida que queremos desde hoy. La historia de hoy es para mi una historia de valor. Sobre todo porque la persona de la historia tomó una decisión guiada por su sentimiento, y no mucho por la lógica. Yo alabo el sentimiento, o quizá lo podemos llamar intuición, porque el mundo de hoy está dominado más por lógica, y la lógica lamentablemente trae desarrollo material pero no emocional. Y hay muchas personas que gracias a su intuición logran gran desarrollo emocional y también prosperidad material, lo que nos dice que apostar por la intuición es algo que vale la pena. Espero que disfruten de la historia, por cierto muy real, siendo yo testigo ya que conozco muy bien a la persona.
Todo el tiempo que viví en Perú escuchaba sólo grandes cosas del extranjero. Teniendo Europa una gran cantidad de países, cada uno de estos países teniendo diferentes lenguas y diferentes culturas, así como también una gran historia, hacen de Europa uno de los lugares con mayor historia y diversidad cultural del mundo. Una de las cosas más atractivas de Europa es que justamente estas culturas se han unido para promover la colaboración social y económica entre ellas. El mayor ejemplo de ello es la Unión Europea. Basta con tener una visa válida para uno de los países de la unión europa (que sean parte del Acuerdo de Schengen) para poder viajar sin más requisitos por todos los demás países que también sean parte del Acuerdo de Schengen. Alemania, debido a su historia, también es muy respetada, sobre todo por su situación económica y social, que va a brote desde hace ya más de 50 años. Es como si algo hubiera en aquel país que, a pesar de ser el principal actor de dos guerras mundiales, logra tener un desarrollo económico, social y científico extraordinario. Luego de algunos años después de la segunda guerra mundial, Alemania empezó nuevamente a crecer, rumbo a ser potencia nuevamente. Hoy, como sabemos, es una de las potencias mundiales en economía, desarrollo, investigación y calidad de vida. Hace 15 años la situación era la misma. Alemania era vista con grandes ojos, pues la televisión, la radio, los turistas alemanes que paseaban por Perú con sus ropas de calidad, cámaras fotográficas nuevas, altos, rubios, nos impresionaban a todos. Hace 15 años fue cuando Juan iba rumbo a Alemania, para luego de 14 años, el 2016, regresar al Perú. Quizá hasta aquí no hay gran historia, y para muchos suenen las últimas frases muy simples, pero para alguien que ha salido de su país, que ha vivido muchos años en el extranjero (habiéndose acostumbrado a aquella sociedad, habiendo aprendido el idioma, teniendo amistades) regresar a su país (que es de cierta manera algo distante, los contactos que se tenían antes se perdieron, conociendo las desventajas que existen socialmente y económicamente, y quizá sobre todo empezar de nuevo en todo aspecto) es una decisión para nada fácil. Juan decidió después de 14 años regresar al Perú. Para poder entender un poco más el porqué, leamos las respuestas de Juan a las siguientas preguntas que le envié:

Foto 1. Juan en un festival en Alemania. (Foto utilizada con su permiso)

Cuándo llegaste a Alemania?
Diciembre del 2001.
Qué impresión te dió Alemania la vez que llegaste entonces?
Fría (tal el clima como las personas), gente muy alta y siempre molesta, organizada.
Cambió tu impresión con el pasar del tiempo?
Sí, el clima no era tan frío como las personas.
No, fuera de bromas, después de aprender el idioma uno se da cuenta que como en todos los lugares hay personas que son asi y asa. Mucha gente resulta muy buena y de gran corazón, no tan expresiva como los latinoamericanos, pero eso no nos ni los hace mejores y ni peores. El idioma suena fuerte al principio por eso pensaba que la gente para siempre para amarga. Pero son muy divertidos cuando uno llega a entenderlos.
Cómo era tu sentimiento durante todos estos años hacia el Perú?
Ese sentimiento siempre cambiaba después de un cierto tiempo, ya que pasaba siempre por un proceso de formación de mi visión hacia el mundo. Primero fue de indiferencia, quizá porque yo mismo todavía no me conocía bien. Después se extrañaba porque estaba fuera de mi área de conformidad, y en Alemania tenía que hacer mucho, pero sin embargo quería estar ahí principalmente porque quería terminar lo que había comenzado. Después de haber pasado por un importante tiempo de formación emocianal e intelectual gracias a unos personajes que fui conociendo, como Jose Mujica, a quien tuve la oportunidad de darle la mano (unos de los momentos mas emocionales que tuve), supe con seguridad que es lo que quería , y ya sabía que no podía ni quería quedarme en Alemania, si no que tenía que regresar al Perú.
Vale la pena subrrayar que no adopte solo así porque si su forma de pensar, él solo corrobó y sobre todo puso en orden todo lo que yo ya creía y pensaba.
A qué te dedicaste mientras vivías en Alemania?
Estudiaba ciencias de la tierra y trabajaba para un instituto de investigación geofísico.
Cuándo regresaste al Perú?
En Agosto del 2016. El regreso estaba seguro, ya que tenía tickets de avión para quedarme por un mes en Perú. Pero un día me levante y me dije que estos tickets solo hiban ser de ida.
Por qué razón quisiste regresar al Perú?
Para apoyar de la mejor manera que pueda al progreso del país y a mi família.
Seguro habías visto la sorpresa de muchos peruanos o latinoamericanos, cuando escucharon que regresabas al Perú. Hay muchas diferencias sociales y económicas. Todo el tiempo se escucha de la inseguridad social en el Perú. No hubiera sido razón suficiente para quedarte en Alemania?
Hubiera sido para una persona que cree que cerrar los ojos y obviar los problemas que pasa en su país es una solución.
Volverías a vivir en Alemania?
Claro! Si tuviera 18 otravéz lo haría sin pensarlo. Gracias a ese tiempo aprendí muchas cosas, y encontre mi vocación. Pero regresar ahora a Alemania para vivir, ya no. Hay mucho que hacer aquí. Sin embargo Alemania es como una segundo país natal, y regresaría siempre cuando pueda a visitar a buenos amigos que tengo por allá.
Qué consejos les darías a todos los peruanos o latinoamericas que se van de viaje a Alemania o algún otro país?
Que vivan ese tiempo con intensidad, y nunca se olviden de sus raices. Y hagan lo que hagan siempre lo más importante es ser felíz.
No digo que regresen a su país de origen, por que cada uno tiene su propia manera de ayudar y regresar algo a la vida.
Algo que me ayuda siempre es una pregunta: En que me gustaría recordarme cuando los huesos ya no me den para levantarme de mi cama?

Creo que las primeras respuestas van a ser en muchas personas las mismas. Entonces solo hay que darles prioridad!
Crees que hay algo que en general los alemanes puedan aprender de los peruanos y/o latinoamericanos?
Sí, contentarse con las cosas simples de la vida y hablar más con los vecinos.
Y crees que hay algo que en general los peruanos puedan aprender de los alemanes?
Sí, aprender a ser más puntuales, ser más responsables, querer más a sus calles y ciudades, ser más organizados, ser más confiables, respetar las pertenencias de los demás, tratar a las demás personas sin diferenciarlas por su estato social o su procedimiento étnico.



Juan vive hoy en Lima, y ya pasado unos meses después de su regreso, en plena etapa del “choque cultural reverso”, vivió el fenómeno del niño, los huaicos, lluvias torrenciales, la falta de organización e infraestructura en el Perú. Todos estos eventos eran transmitidos en Alemania por medio de las noticias o radios, pero eran visto como cosas de una película, algo difícil de creer. En Alemania las cosas funcionan muy bien, todo está organizado, las calles muy limpias, nunca se ve basura por las calles mas que en los tachos de basura o en algunos festivales. Esta experiencia por seguro amplifico el choque cultural de haber regresado al país natal, que por cierto muchas personas que han regresado a su país natal dicen que, el “choque cultural reverso” es mucho más fuerte que el “choque cultural” al emigrar al extranjero.
Del cuestionario enviado a Juan me gustó mucho la frase: En que me gustaría recordarme cuando los huesos ya no me den para levantarme de mi cama? . Es una frase poderosa ya que te ayuda a romper la lógica, los esquemas hechos por la sociedad y a ver dentro de ti, a ver dentro de tus sentimientos, a seguir tu intuición e ir por las cosasf que de verdad uno quiere a pesar de los contras que aparecen en el camino. Desde aquí le deseo a Juan, y a todos los que apuestan por su intuición y sueños, lo mejor, muchos éxitos, salud y bienestar.
Alghedi
Información adicional:
Alemania (wikipedia)
Perú (wikipedia)
Artículo sobre el choque cultural reverso
Video corto en Youtube con José Mujica
Página web del Ministerio de Cultura del Perú

viernes, enero 20, 2017

Nueva Página Web y Facebook

Hola Amigos,

por si están buscando nuevos post míos, aquí publico muy poco ya que tengo una nueva página web:


o también me pueden encontrar en FB:

Muchos Saludos !!!

Alghedi


jueves, diciembre 29, 2016

Poema de Adviento


Hay un poema alemán que es muy bonito. Se trata sobre las cuatro velas de la corono del adviento. El poema original está más abajo, después de mi traducción al español.
Cuatro velas ardían sobre la corona de adviento. Todo estaba quieto. Tan quito, que se podía escuchar como las velas empezaban a hablar. La primera vela suspira y dijo: “Yo me llamo Paz. Mi luz brilla, pero los seres humanos no mantienen la paz, ellos no quieren la paz.” Su luz se hacía cada vez más pequeña hasta que se extinguió.
La segunda vela titilaba y dijo: “Yo me llamo Fe. Pero soy superflua. Los seres humanos ya no quieren saber nada de Dios. No tienen más sentido, que siga ardiendo.” Una corriento de aire sóplo por el cuarto y la segunda vela se apagó.
En voz baja y muy triste la tercera vela tomó la palabra: “Yo me llamo Amor. Ya no tenga más fuerza para seguir ardiendo. Los seres humanos me dejan de lado. Ellos sólo se ven a si mismos y no a los demás, a aquellos a los que ellos deben amar.” Y con una última llamarada también está luz se apagó.
Entonces entró un niño al cuarto. El observó las velas y dijo: “Pero, si, ustedes deben arder y no estar apagadas!” y el niño empezó a llorar.
En ese momento la cuarta vela tomó la palabra. Ella dijo: “No tengas miedo. Mientras yo arda, podemos prender las otras las otras velas. Yo soy la Esperanza.”
Con un pedazito de madera el niño tomó la luz de esta vela y prendió las luces de las demás otra vez.
Mit einem Streichholz nahm das Kind das Licht von dieser Kerze und zündete die anderen Lichter wieder an.
Versión Alemana (autor desconocido):
Vier Kerzen brannten am Adventskranz. Es war ganz still. So still, dass man hörte, wie die Kerzen zu reden begannen. Die erste Kerze seufzte und sagte: „Ich heiße Frieden. Mein Licht leuchtet, aber die Menschen halten keinen Frieden, sie wollen mich nicht.“ Ihr Licht wurde immer kleiner und verlosch schließlich ganz.
Die zweite Kerze flackerte und sagte: „Ich heiße Glauben. Aber ich bin überflüssig. Die Menschen wollen von Gott nichts mehr wissen. Es hat keinen Sinn mehr, dass ich brenne.“ Ein Luftzug wehte durch den Raum, und die zweite Kerze war aus.
Leise und sehr traurig meldete sich nun die dritte Kerze zu Wort: „Ich heiße Liebe. Ich habe keine Kraft mehr zu brennen. Die Menschen stellen mich an die Seite. Sie sehen nur sich selbst und nicht die anderen, die sie lieb haben sollen.“ Und mit einem letzten Aufflackern war auch dieses Licht ausgelöscht.
Da kam ein Kind in das Zimmer. Es schaute die Kerzen an und sagte: „Aber, aber, ihr sollt doch brennen und nicht aus sein!“ Und fast fing es an zu weinen.
Da meldete sich auch die vierte Kerze zu Wort. Sie sagte: „Hab keine Angst! Solange ich brenne, können wir auch die anderen Kerzen wieder anzünden. Ich heiße Hoffnung.“
Mit einem Streichholz nahm das Kind das Licht von dieser Kerze und zündete die anderen Lichter wieder an.

La Corona de Adviento


La corona de adviento es muy conocida mundialmente y usada durante diciembre. Las cuatro velas represantan los cuatro domingos antes de la navidad y se va prendiendo una vela por cada domingo. Aunque es un objeto simple, como la mayoría de las cosas, saber su significado original es casi imposible. Hay mucha información en internet y muchas formas de usarla, los diferentes significados para las velas e incluso los colores de las mismas varían de país a país, de ciudad a ciudad, de casa a casa. Pero nos basta observar la corona de adviento y algo de la historia para llegar cerca a su significado.
  • Corono hecha del árbol perenne. La corono está hecha de ramas de un árbol abeto. Aunque aquí se podrían usar diferentes tipos de árboles. Los abetos son árboles típicos de zonas que llegan a tener un invierno muy frío (con temperaturas bajo cero y caída de nieve), explicándolo de una manera simple.
  • Las cuatro velas. Existen cuatro velas y su significado puede variar. La tradición actual es de prender una vela en cada uno de los cuatro domingos precedentes a la navidad. Oficialmente la primera corona de adviento fue hecha por el pastor protestante alemán llamado Johann Hinrich Wichern, que queriendo responder a la pregunta de unos niños de cuando llegaría la navidad, construyo un anillo dónde puso diecinueve pequeñas velas rojas y cuatro velas velones blancos represantando a los días de la semana y en especial los domingos antes de la navidad.
  • La corona de ramas en otras culturas. Ya muchas culturas antes del cristianismo usaban coronas de ramas ya que las plantas representan poder, salud. Obviamente también se ven muy bien como adorno dentro de la casa, por no mencionar también su agradable aroma.
  • La corona pagana. Hay pruebas de que los antiguos germanos utilizaban una corona de ramas dónde prendían velas. Con qué significado o cuántas velas prendían no lo he podido encontrar en el internet (si saben algo compartan 🙂  … ). Así como el árbol de navidad, la corona también parece haber sido una tradición pagana. Estando uno en Europa en pleno invierno se sienten muchas cosas. Es todo muy tranquilo. Muchos animales invernan, los bosques que en verano están llenos de vida han perdido su color verde y están cubiertos de nieve, el frío terrible que te obliga a buscar reposo en un lugar caliente; y la poca cantidad de horas con luz de sol (ocho horas por día). No cabe duda que ver en pleno invierno un árbol perenne impresiona. Es una de las muy pocas plantes que sigue verde en pleno invierno, lo que le añade un significado de poder, de haber vencido al invierno. Estar en casa, donde hay calor, comida, seguridad y protección pasa perfecto con tener adornos de este árbol. Y tener velas prendidas le da a todo un ambiente hermoso, sabiendo que el invierno es pasajero y que de todas maneras la primavera le seguirá.
  • La forma de la corona. La corona es circular (soy un genio!). Viendo este detalle, porque no hacían esta decoración cuadrada, hexagonal o rectangular? Utilizando ramas de árboles probablemente se llegue más fácil a una forma circular. Aparte de eso el círculo es un símbolo universal, represante el ciclo de la vida, el ciclo del año. Un símbolo que pasa muy bien en un invierno, que es sólo una parte de la vida, y no toda la vida. Un símbolo de esperanza.
La corona de adviento es probablemente un símbolo innato en la mente del ser humano, un símbolo en la naturaleza que el ser humano llego a comprender y lo adoptó. Es un símbolo que en pleno invierno acompaña, dando esperanza por lo verde de sus ramas, tranquilidad por el movimiento de las llamas de las velas prendidas, alegría por sus diferentes colores.