martes, julio 04, 2017

David y Goliat


Aquí están viendo la portada de un libro que leí el año pasado. Recuerdo que estaba en el aeropuerto de Franfurt am Main para tomar un vuelo camino a Lima, a mi querida tierra Perú. En el aeropuerto me dí cuenta que no llevaba ningún libro conmigo, así que decidí buscar uno en una de las librerías que se encontraban por allí en las terminales, ya pasando el control de seguridad. Ya que desde niño me encantaron las historias de la Biblia, no era ninguna sorpresa que este libro captara mi atención. El libro, como ven, se títula "David & Goliath", con el intrigante subtitulo "Underdogs, Misfits and the Art of Battling Giants" (Underdogs vienen a ser los débiles, los perdedores, Misfits son aquellos que nunca encajaban a su entorno, los desadaptados). Costando 10.90 Euros, lo compré después de pensarlo un par de minutos. Creo que leí la tercera parte del libro durante el vuelo desde Frankfurt hacia Lima, y lo terminé en Lima, entre reuniones familiares, cenas y almuerzos deliciosos y ratos libres.
La historia bíblica de David y Goliat
David era un servidor del rey Saúl, gracias sobre todo a sus dotas para tocar al arpa, que calmaba al rey Saúl cada vez que era atormentado por espíritus malignos (1 Samuel 16.14-23). Todos conocemos luego lo que pasó después, o por lo menos creemos conocer la historia. David, el pequeño pastor, logró derrotar a Goliat, el guerrero gigante. Yo aprendí la historia como si hubiera sido un milagro que David hubiera ganado aquella pelea. Malcolm Gladwell describe la historia de una manera diferente. En este artículo les hablaré de los puntos que el menciona en el libro sobre esta lucha histórica entre David y Goliat.
  1. "Un famoso guerrero, oriundo de Gat, salió del campamento filisteo. Su nombre era Goliat, y tenía una estatura de casi tres metros. Llevaba en la cabeza un caso de bronce, y su coraza, que pesaba cincuenta y cinco kilos, también era de bronce, como lo eran las polainas que le protegían las piernas y la jabalina que llevaba al hombro. El asta de su lanza se parecía al rodillo de un telar, y tenía una punta de hierro que pesaba casi siete kilos. Delante de él marchaba un escudero."
  2. El hermano mayor de David le dijo a David, cuando David estaba en el campo de batalla hablando con otros hombres: "¿Qué has venido a hacer aquí? ¿Con quién has dejado aquellas pocas ovejas en el desierto? Te conozco. Eres un atrevido y mal intencionado. ¡Seguro que has venido para ver la batalla!
  3. Cuándo David le propone al rey luchar contra Goliat, el rey se niega, mencionando la edad joven de David. David le responde: "A mí me toca cuidar el rebaño de mi padre. Cuando un león o un oso viene y se lleva una oveja del rebaño, yo lo persigo y lo golpeo hasta que suelta la presa. Y si el animal me ataca, lo sigo golpeando hasta matarlo. Si este tu siervo ha matado leones y osos, lo mismo puedo hacer con ese filisteo pagano ..."
  4. "Luego Saúl vistió a David con su uniforme de campaña. Le entregó también un caso de bronce y le puso una coraza. David se ciño la espada sobre la armadura e intentó caminar, pero no pudo porque no estaba acostumbrado. -No puedo andar con todo esto - le dijo a Saúl -; no estoy entrenado para ello. De modo que se quitó todo aquello, tomó su bastón, fue al río a escoger cinco piedras lisas, y las metió en su bolsa de pastor. Luego, honda en mano, se acercó al filisteo.
Si han leído los cuatro puntos, y los han analizado, podrán darse cuenta que David estaba seguro de su victoria porque miraba la lucha de otra manera, mientras que  Goliat estaba seguro de su victoria -erróneamente- porque miraba la lucha de acuerdo a su experiencia. Aquí la explicación punto por punto:
  1. "Un famoso guerrero, oriundo de Gat, salió del campamento filisteo. Su nombre era Goliat, y tenía una estatura de casi tres metros. Llevaba en la cabeza un caso de bronce, y su coraza, que pesaba cincuenta y cinco kilos, también era de bronce, como lo eran las polainas que le protegían las piernas y la jabalina que llevaba al hombro. El asta de su lanza se parecía al rodillo de un telar, y tenía una punta de hierro que pesaba casi siete kilos. Delante de él marchaba un escudero." Goliat era muy grande, y llevaba una completa armadura, lo que significa que esta protegido para la lucha cuerpo a cuerpo. Debido a su estatura sabe que es más fuerte que la mayoría de los hombres en aquel campo de batalla. Todo esto significa que a la vez Goliat era lento, no podía moverse rápidamente. La presencia de un escudero nos dice que Goliat no podía caminar con toda esa armadura y escudo a la vez.
  2. El hermano mayor de David le dijo a David, cuando David estaba en el campo de batalla hablando con otros hombres: "¿Qué has venido a hacer aquí? ¿Con quién has dejado aquellas pocas ovejas en el desierto? Te conozco. Eres un atrevido y mal intencionado. ¡Seguro que has venido para ver la batalla! El hermano de David nos habla de características de David. David parece haber sido un chico muy despierto y listón. Era atrevido, por lo tanto creativo, y por eso veía las cosas de una manera diferente.
  3. Cuándo David le propone al rey luchar contra Goliat, el rey se niega, mencionando la edad joven de David. David le responde: "A mí me toca cuidar el rebaño de mi padre. Cuando un león o un oso viene y se lleva una oveja del rebaño, yo lo persigo y lo golpeo hasta que suelta la presa. Y si el animal me ataca, lo sigo golpeando hasta matarlo. Si este tu siervo ha matado leones y osos, lo mismo puedo hacer con ese filisteo pagano ..." El rey ve a David y juzgándolo por su juventud y estatura, piensa que no podrá ganar contra Goliat. David le explica que ha tenido oponentes ya muy peligrosos, y que los ha vencido sin problemas. Aquí David no explica como vencía a los leones o osos. Sólo menciona que los perseguía (David era muy rápido y ágil) y golpeaba a su presa hasta que soltara a su presa. 
  4. "Luego Saúl vistió a David con su uniforme de campaña. Le entregó también un casco de bronce y le puso una coraza. David se ciño la espada sobre la armadura e intentó caminar, pero no pudo porque no estaba acostumbrado. -No puedo andar con todo esto - le dijo a Saúl -; no estoy entrenado para ello. De modo que se quitó todo aquello, tomó su bastón, fue al río a escoger cinco piedras lisas, y las metió en su bolsa de pastor. Luego, honda en mano, se acercó al filisteo. Saul, pensando de la misma manera que Goliat, piensa que la lucha se trata de cuerpo a cuerpo, mostrando fuerza. David intenta ponerse la armadura, usar la espada, pero con su sentido común sabe que esa armadura le trae más problemas que ventajas. Aquí se explica la forma de lucha de David, con lo cual queda claramente que David será el ganador de la pelea. David no es un guerrero común, es decir aquel que lucha cuerpo a cuerpo, donde armaduras y fuerza son necesarias. David es un luchador de distancia. Puede atacar a su oponente gracias a sus habilidades precisas para lanzar una piedra con su honda. Una piedra lanzada por una honda puede alcanzar una velocidad entro 150 a 200 kilómetros por hora. Por un lado tenemos a Goliat, al guerrero super lento, y por el otro lado, a David, al guerrero rápido con una arma de largo alcance. La lucha termina así: "Metiendo la mano en su bolsa, sacó una piedra, y con la honda se la lanzó al filisteo, hiriéndolo en la frente. Con la piedra incrustada entre ceja y ceja, el filisteo cayó de bruces al suelo." Momentos después David le cortó la cabeza con su espada.
Malcolm en su libro usa la historia de David y Goliat como introducción para explicar algo muy simple que sucede en el mundo: aquellas personas que parecen ser los menos fuertes, los menos importantes, terminan ganando las batallas y ganando poder. ¿Ahora nos preguntamos por qué? La respuesta es sencilla como la historia de David y Goliat. Las personas que no encajan en el mundo han estado ganando otras fortalezas que al principio pasan desapercibidas. Y algo más importante que estas fortalezas, van ganando una perspectiva diferente. Malcolm tiene muchos ejemplos de personas exitosas que al principio tenían problemas, pero que justamente por estos problemas aprendieron a ser fuertes o tuvieron que desarrollar fuerza en otras áreas. "La gran presión hace del carbón diamante", o "por medio de las dificultades so forja carácter".
La lucha entre David y Goliat es una historia con muchas enseñanzas. Malcolm Gladwell usa esta historia para hablar de un tema muy interesante e inspirador. Nos habla de que todas las desventajas en la vida, viéndolas desde un punto de vista adecuado, pueden convertirse en ventajas. Y de la misma manera, todas aquellas ventajas de la vida pueden convertirse en desventajas. Aquí la decisión es deja a nuestra mente.
"Armor on David and he said I want you to fight Goliath with this armor because, he's huge, he's 9 foot tall. And David said something that was very key to the King. He said King, I can't fight your fight. I got to fight MY FIGHT. It's about fighting our fight."

No hay comentarios.: